Titolare

S.E. Rev.ma. card. Beniamino Stella

Stella Card. Beniamino, llegó a la cabeza de la Congregación para el Clero después de una larga experiencia en la Secretaría de Estado y varias representaciones pontificias. Debe su formación a Albino Luciani. Precisamente fue él quien en 1966 - cuando era obispo de su diócesis de origen Vittorio Veneto - le dió permiso para comenzar sus estudios en la Pontificia Academia Eclesiástica. Y justo en la prestigiosa institución de la Piazza della Minerva, donde se forma el clero para el servicio diplomático de la Santa Sede, después de más de cuarenta años, Stella regresó en 2007 como presidente.

El cardenal Beniamino Stella, Prefecto de la Congregación para el Clero, nació en Pieve di Soligo (Treviso), en la diócesis de Vittorio Veneto, 18 de agosto de 1941, de José y Rosa Pederiva, y fue bautizado al día siguiente. Él viene de una familia rural de la Alta Treviso, segundo de doce hermanos.

Ya de edad temprana entró en el seminario diocesano, donde permaneció hasta la consecución de la escuela secundaria. En 1960 se trasladó a Roma, al Seminario Mayor Pontificio Romano, para continuar sus estudios en la Pontificia Universidad Lateranense. Obtuvo su licenciatura en filosofía y, más adelante, la de teología.

Fue ordenado sacerdote el 19 de marzo 1966 por su tío, Monseñor Constantino Stella, Arzobispo de L'Aquila.

Después de completar sus estudios en teología, en octubre de 1966 fue llamado por el presidente de la Pontificia Academia Eclesiástica, el arzobispo Gino Paro, natural de Ponte di Piave, para llevar a cabo la capacitación para el servicio diplomático de la Santa Sede. Con el consentimiento del obispo Luciani – elegido Papa en 1978 bajo el nombre de Juan Pablo I - entra en la Academia, donde permaneció durante cuatro años: de 1966 a 1970, consiguiendo la laurea en derecho canónico y un doctorado en derecho internacional. dedicado al tema de la libertad religiosa en los documentos de las Naciones Unidas.

En febrero de 1970 fue enviado a la Nunciatura Apostólica de Santo Domingo, donde permaneció tres años, antes de ser trasladado otros tres años como representante pontificio en Kinshasa, República Democrática del Congo (entonces Zaire).

En 1976 fue llamado al Vaticano para el Consejo de Asuntos Públicos de la Iglesia (ahora fusionada en la sección de Relaciones con los Estados de la Secretaría de Estado), donde trabajó en estrecha colaboración con el secretario, el arzobispo Agostino Casaroli, y con el sub-secretario, monseñor Achille Silvestrini. Dos años más tarde fue enviado a la Nunciatura Apostólica en Malta como encargado de negocios. Allí permaneció hasta 1983, estando ausente, por razones políticas locales, el nuncio apostólico.

En 1983 fue llamado de nuevo al Consejo para los Asuntos Públicos de la Iglesia, que, en este tiempo, tenía como secretario al arzobispo Silvestrini. En esos años se ocupó especialmente de las cuestiones relacionadas con América Latina.

El 21 de agosto de 1987, memoria litúrgica de San Pío X, fue nombrado arzobispo titular de Midila y al mismo tiempo nuncio apostólico en la República Centroafricana, en el Congo Brazzaville (hoy República del Congo) y en el Chad. El 5 de septiembre, recibió la ordenación episcopal en la basílica del Vaticano por el Papa Juan Pablo II. Durante su misión en estos países, que se prolongó durante cinco años, viajó por todo lo largo y ancho de los territorios que se le encomendaron. En ese momento, entre otras cosas, se establecieron las relaciones diplomáticas entre la Santa Sede y la República de Chad, donde el Papa Wojtyla fue en 1990.

El 15 de diciembre de 1992 fue enviado a dirigir la representación pontificia en Cuba, donde permaneció durante seis años. Como nuncio papal en enero de 1998 dió la bienvenida a Juan Pablo II en una visita a la isla caribeña. El 11 de febrero de 1999, tiene lugar la transferencia a Colombia, donde es nuncio apostólico para más de ocho años, durante los cuales visitó toda la circunscripción eclesiástica y apoyó a los obispos del país en la situación social delicada.

En mayo de 2007 fue invitado por el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) a participar en la V Conferencia General en Aparecida, Brasil.

El 13 de octubre de 2007, Benedicto XVI lo nombró presidente de la Pontificia Academia Eclesiástica, cargo que ocupó durante seis años, hasta 21 de septiembre de 2013, cuando el Papa Francesco le designó el prefecto de la Congregación para el Clero.

Fue creado y proclamado cardenal por el Papa Francesco en el consistorio del 22 de febrero 2014. Se le otorgó la Diaconía de los Santos Cosme y Damián.

(Elaborado por el equipo editorial de L’Osservatore Romano, 22 de febrero de 2014.)

Noticias

Galería

X